En los establecimientos “Piolín” de Copiapó, “Naranjito” de Vallenar y “Mi Pequeño Olivito” de Huasco Bajo, fue habilitada la atención de párvulos para llevar a cabo el programa en la temporada estival.

Con gran éxito terminó la modalidad que implementa JUNJI todos los años en temporada estival, denominada “Jardínde Verano”, el cual tiene como objetivo principal entregar educación inicial para niños y niñas que pertenecen a JUNJI y que sus padres o madres, durante esta período estival, siguen desempeñando actividades remuneradas o trabajos de la temporada, por lo que requieren que la atención de sus hijas e hijos prosiga en un establecimiento que reúna condiciones de confortabilidad, seguridad, atención pedagógica y provisión alimentaria; lo que permite que las familias puedan desarrollar estas actividades en la confianza que han depositado en esta institución.

Este año 2024, JUNJI Atacama habilitó tres establecimientos para la atención estival, emplazados en los sectores de Huasco Bajo, como es el caso del Jardín Infantil “Mi Pequeño Olivito”, el Jardín Infantil “Naranjito” en la población Hermanos Carrera de Vallenar y el jardín Infantil “Piolín” en la población Cartavio de la capital regional.

El resultado de este servicio que entrega JUNJI, fue la asistencia de setenta y siete niñas y niños, en sala cuna y niveles medios, quienes fueron atendidos por equipos de aula compuestos por Educadoras de Párvulos, Técnicos en Educación Parvularia y Auxiliares de Servicios Menores, bajo criterios de calidad, idoneidad técnica y seguridad. A su vez, el Programa de Alimentación del Párvulo, implementó la proveeduría del servicio alimentario durante cada jornada de atención; prestación que se materializa a través de la histórica alianza de trabajo entre JUNJI y la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (JUNAEB).

Para Constanza Sanchez, apoderada del Jardín de Verano, fue un gran apoyo contar con este jardín, “a mí me sirvió mucho para poder trabajar tranquila y también para tener entretenido a mi hijo durante el verano, porque es complicado tener a un niño durante el verano sin entretención y acá él lo pasó muy bien, todos los días estaba listo para venir al jardín y las educadoras con mucha disposición para atender a mi hijo” señaló la apoderada.

En tanto, la encargada del jardín de verano, Teresa Alcaraz, indicó “Este jardín de verano estuvo lleno de aventuras, de hecho, le llamaron el jardín aventurero, ya que estuvo lleno de experiencias y momentos gratos para los niños y niñas, tratamos de que ellos se sintieran cómodos en un ambiente lúdico y llenos de experiencia que satisficiesen su necesidad de aprender y jugar”.

Finalmente, la directora regional (S) de JUNJI Atacama, Carolina García, destacó el trabajo realizado por los equipos que conformaron el jardín de verano, a través de la atención y educción de los niños y niñas, “estoy muy contenta con las actividades que desarrollaron, por la convocatoria que tuvieron con las familias y apoderados comprometidos con la educación. En esta época de verano la educación se enfocó básicamente a jugar y aprender lúdicamente, porque el jardín de verano es un compromiso con la educación y con las familias de JUNJI en la región, cerrando el ciclo de atención en verano, esperando que las familias nos puedan seguir acompañando con la asistencia de los párvulos todo el año 2024” señaló la autoridad regional.

Cabe destacar que en la región de Atacama los niños y niñas que ingresan por primera vez, lo harán el 5 de marzo, mientras que los que ya asistían al jardín infantil lo harán el 7 de marzo de 2024.

A %d blogueros les gusta esto: