El ataque cerebro vascular (ACV) es una enfermedad que ocurre por la obstrucción de un vaso sanguíneo cerebral (llamado ACV isquémico) o por su ruptura (llamado ACV hemorrágico). Ambos son emergencias médicas, ocurren bruscamente y deben ser atendidos a la brevedad por personal calificado.

El viernes 29 de octubre se conmemora el día Mundial del Ataque Cerebrovascular (ACV), una patología que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), representa la segunda causa de muerte y la primera de discapacidad entre los adultos a nivel global. Atacama no está ajeno a dicha realidad, por tal motivo, es que debemos conocerla y prevenirla.

“A la fecha ya son más de 200 los pacientes que han ingresado a los Servicios de Urgencias de los Hospitales de Copiapó y Vallenar junto con tres pacientes que se encuentran hospitalizados en camas críticas por ACV. Cifras que nos preocupan bastante, por lo que queremos hacer un llamado a la comunidad a que reconozca los signos y síntomas para tratar esta enfermedad de manera temprana” detalló el Director del Servicio de Salud Claudio Baeza.

Dentro de los tres principales síntomas del ACV se encuentra la asimetría facial, correspondiente a una parte de la cara que está caída; hablar raro o no pronunciar bien las palabras es otro indicio; y finalmente la debilidad de un brazo o de una pierna. Basta con tener solo UNO de estos tres síntomas de forma BRUSCA, para sospechar un Ataque Cerebro Vascular, por lo tantoante cualquiera de ellos se debe acudir rápidamente al Servicio de Urgencias hospitalario más cercano.

“Cuando ocurre un ACV el tiempo es cerebro, pues cada minuto que pasa millones de células cerebrales mueren sin el tratamiento adecuado. Y mientras más rápido se realice el tratamiento, más posibilidades tiene la persona de sobrevivir, incluso sin secuelas. Es por esto que hacemos un llamado a la comunidad a conocer los síntomas y acudir inmediatamente a la Urgencia si se sospecha un ACV”detalló la Neuróloga, Jefa del Servicio de Neurología del Hospital Regional de Copiapó, Dra. Greissy Comte.

En el recinto hospitalario, cuando se presenta un paciente con síntomas evidentes de un ACV, detectado desde la admisión del Servicio de Urgencias o mediante las ambulancias de SAMU (131), se activa el denominado “Código ACV”.  Luego de ello, inmediatamente los profesionales de la salud realizan exámenes de sangre, practican un scanner y realizan el tratamiento correspondiente al paciente. “Uno de los medicamentos clave para tratar el ACV isquémico solo puede ser administrado si han pasado menos de 4 horas y media desde que iniciaron los síntomasdel paciente, y tiene mucho mejor efecto si se administra dentro de la primera hora” agrega la Dra. Comte.

PREVENCIÓN

Sabemos que el Ataque Cerebro Vascular es una enfermedad que se puede prevenir controlando los llamados factores de riesgo cardiovascular, con medidas como: Mantener controladas las enfermedades crónicas cardiovasculares, como la hipertensión arterial, diabetes mellitus y dislipidemia (colesterol alto); Realizar actividad física al menos 3 veces por semana; Mantener una alimentación saludable y equilibrada; Mantener un peso normal; Evitar el consumo del tabaco y consumo excesivo de alcohol.

Por otra parte,“con estas mismas medidas también se previene el Infarto cardiaco, ciertos tipos de demencia y se contribuye a una mejor salud mental” destaca la Dra. Comte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: