El presidente de la Junta de Vigilancia del Río Huasco, Juan Pablo Espinosa, destacó el aumento de profesionales y la creación de la oficina de Medio Ambiente de la organización de regantes que dirige.

Con el objeto de avanzar hacia una gestión integrada y sustentable, la Junta de Vigilancia del Río Huasco y sus Afluentes (JVRH) encabezada por su presidente Juan Pablo Espinosa, ha realizado una serie de acciones enfocadas en la óptima distribución, administración y eficiencia del recurso hídrico de la cuenca con la creación de nuevas unidades e incorporación de técnicos y profesionales.

“Hemos intensificado esfuerzo y acciones que permitan conducir una gestión eficiente en beneficio de nuestros regantes, con la creación de la unidad de Medio Ambiente en nuestra organización y la incorporación de celadores, profesionales y técnicos en terreno, a disposición de nuestros usuarios, realizando más aforos que de costumbre y verificando la calidad de las aguas en los cuatro tramos de la cuenca”, explicó el máximo ejecutivo, Juan Pablo Espinosa.

En el mismo contexto, el presidente de la JVRH agregó que “el compromiso del pleno directorio está con cada uno de los regantes que forma parte de nuestra organización y con el claro desafío de generar una gestión más holística, moderna e integrada que nos represente a todas y todos, pero sobre todo con altos estándares tecnológicos y profesionales que permitan resguardar y distribuir las aguas de nuestra cuenca”.

En la actualidad la JVRH ya cuenta con una oficina de Medio Ambiente a cargo de Yadranka Milovic, ingeniera en medio ambiente, que tiene dentro de sus objetivos monitorear permanentemente la calidad de las aguas de la cuenca del río Huasco.

“La reactivación de la oficina de Medio Ambiente se da por uno de los objetivos de la Junta de Vigilancia por salvaguardar las aguas de la cuenca, específicamente relacionado a los temas de calidad, junto con seguimientos y monitoreos de nuestras aguas para entregar confianza y tranquilidad a nuestros usuarios que utilizan el recurso hídrico para el riego”, señaló la profesional a cargo del área, Yadranka Milovic.

Asimismo, la ingeniera ambiental puntualizó que “estas semanas han sido intensas y de mucho trabajo enfocado en la revisión y evaluación de informes, particularmente aquellos que proporciona Compañía Minera Nevada Barrick, con el fin de verificar el cumplimiento de parámetros establecidos por normativa. Por otra parte, estamos en el proceso de análisis del monitoreo que realizó nuestra organización en el mes de febrero a través de un laboratorio acreditado e independiente, donde se tomaron más de 40 parámetros que fueron comparados con la norma de riego chilena, datos que nos permitirán elaborar un informe consolidado”.

La unidad de Medio Ambiente de la JVRH tiene como desafío aumentar la cantidad de monitoreos anuales y mayor participación en la revisión de proyectos que ingresan al Servicio de Evaluación Ambiental que se relacionen con la cuenca y en los que la organización de regantes tenga pertinencia.

A %d blogueros les gusta esto: