• Las fibras sintéticas, como el polyester y el nylon, constituyen alrededor del 60% de la ropa y el 70% de otros textiles de hogar como alfombras y cortinas.

La Ley 20.920 de Responsabilidad Extendida del Productor (REP) establece metas de recolección y valorización a las empresas que introducen al mercado chileno los denominados “productos prioritarios”, de los que tienen que hacerse cargo una vez que terminan su vida útil. Actualmente los seis productos prioritarios son: neumáticos; envases y embalajes; aceites lubricantes; pilas; aparatos eléctricos y electrónicos; y baterías.

Adicionalmente, la ley estableció que el Ministerio del Medio Ambiente podrá añadir nuevos productos prioritarios para ser regulados. Mientras que la Hoja de Ruta de Economía Circular incluyó entre sus metas el análisis de nuevos productos, entre los que se incluyen los textiles.

El Ministerio del Medio Ambiente está realizando los estudios requeridos para incluir los textiles como producto prioritario de la ley REP. También se solicitará otro estudio que permita hacer un Análisis General de Impacto Económico y Social (AGIES), el cual es un informe necesario para dar inicio a la regulación.

Asimismo, estamos apoyando la conformación de un Acuerdo de Producción Limpia (APL) con empresas del sector textil para avanzar en acciones concretas que permitan mejorar la gestión de la ropa.

En esa línea la SEREMI del Medio Ambiente, Natalia Penroz afirmó que “avanzaremos hacia un Chile ecológico y justo. Para eso requerimos el esfuerzo de todos los actores: sector público, ciudadanía y también las empresas. Las medianas y pequeñas empresas pueden ser un gran aporte al país”.

“Nos haremos cargo de las crisis que enfrentamos. A la crisis climática y de biodiversidad se suma la de contaminación. La contaminación afecta la calidad de vida de las personas. Debemos trabajar para poner la vida y el resguardo del medio ambiente en el centro” destacó la SEREMI.

Las fibras sintéticas, como el polyester y el nylon, constituyen alrededor del 60% de la ropa y el 70% de otros textiles de hogar como alfombras y cortinas.

Considerando la producción de algodón, manufactura, el transporte y el lavado de un par de jeans, el uso de agua de este último a lo largo de su ciclo de vida alcanza los 3,781 litros, y sus emisiones de 33,4 kilos de CO2eq – lo que equivale a manejar 111 kilómetros.

Por último, la Seremi Penroz indicó “Como gobierno impulsaremos mejores regulaciones. Estamos trabajando para incluir los textiles como producto prioritario de la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP). Las empresas que introducen estos productos al país deberán hacerse cargo de ellos una vez que terminen su vida útil. Si bien es un trabajo de mediano y largo plazo, ya estamos elaborando los estudios necesarios para desarrollar los decretos”.

A %d blogueros les gusta esto: